GOS d'ATURA CATALÀ

 

NOTAS ACLARATORIAS

- Nadie, incluso cumpliendo las mejores prácticas anti-displasia, puede asegurar que un cachorro no vaya a tener displasia de adulto en una raza de perros donde la displasia es patente. No obstante, dice mucho de esa persona, en cuanto a su preocupación por esta lacra y por el sufrimiento que origina en el animal y en la familia que lo posee. No seguir prácticas independientes en la lucha contra la displasia, y utilizar al veterinario de confianza, aunque este sea justo, no ofrece garantías a los nuevos propietarios. Si encuentras camadas donde los reproductores están testados por Organizaciones Veterinarias independientes, ¡adquiere ese cachorro!, las posibilidades de tener displasia disminuyen en gran medida.

- Hablando de morfología, en todas las camadas siempre nacen cachorros morfológicamente casi perfectos, pero aunque los padres sean perfectos, también nacen otros cachorros con algún defecto atendiendo al estándar (no hablamos de salud).

- Para el criador cada cachorro tiene un precio cuando lo compara con el estándar. Si lo único que buscas es un gos bonito (no vas a criar, no vas a llevarlo a exposiciones caninas) pero con pureza de raza, no es necesario que pagues por el hermano que es casi perfecto morfológicamente. Busca criadores serios, déjate aconsejar por ellos.

- Desconfía de aquellos titulares de camadas que te ofrecen rápidamente que, en caso de tener displasia el cachorro te dan otro a cambio o te devuelven el dinero, sin exigirte nada a cambio. Esta persona no hace radiografías Oficiales de displasia a sus reproductores, generalmente te presentará un papel firmado por su veterinario de confianza que incluso se puede dar el caso de que no sea ni siquiera traumatólogo. El negocio es el negocio ¿por qué gastar dinero en hacer radiografías oficiales?. Generalmente, nunca te devolverá el dinero y si tienes suerte te ofrecerá otro cachorro con muchas probabilidades de tener displasia también.

- Confía en el titular de la camada que te exige un Certificado de una de las Organizaciones Veterinarias Independientes citadas en esta web para demostrar que el cachorro tiene displasia, al igual que él te lo demostró respecto de sus reproductores. Esta persona dedica mucho dinero a radiografiar a los reproductores, desechar alguno de ellos, etc. Que tu veterinario diga que el cachorro tiene displasia no es suficiente para él. Pero si finalmente tiene displasia, será el primero en ofrecerte la devolución del dinero y que te quedes con el perro, al que generalmente la familia ya ha tomado un cariño que impide que se desprendan de él.

 

PERO LA DECISIÓN FINAL ES TUYA.